Según reportes del sitio web Boy Genius Report, el PlayStation de próxima generación, al que se le está llamado Orbis de manera provisoria, contará con un sistema que no permitirá utilizar juegos usados y que no será compatible con los de la PS3.

Varios informes dice que los usuarios podrían comprar juegos nuevos para el sistema en discos blu-ray o como una descarga del canal PlayStation, y el juego quedaría asociado a su cuenta del PlayStation Network.

Además, los usuarios tendrían que loguearse con una cuenta al canal de Sony para poder jugar, ya que la consola no haría posible jugar sin conexión.

En el caso de que un usuario cambie un disco, probablemente tendrá que pagar una cuota para desbloquearlo y registrarlo nuevamente.

La próxima PlayStation estaría pensada para ser lanzada para fines del próximo año y tendría una CPU AMD x64 y AMD Southern Islands GPU capaz de correr los juegos con una resolución de 4,096 x 2,160 pixeles, o a 1080p en 3D.

 

fuente: bancaynegocios.com